Blog - scrum

Enviado por Galicloud | Septiembre 16, 2015 | 12:43

Supongamos que tenéis un cliente. Es bastante suponer, pero seguidme el rollo. Y vamos a suponer también que ese cliente quiere algo, que no siempre es el caso. Entonces tenemos un problema, y es que a ese señ@r hay que cobrarle.

“Fantástico” - pensaréis. “Cobrar es lo que queremos”. Pero ¿cómo lo hacemos?

Y esto, jóvenes padawan, es la clave de todo el tinglado. Formalizar la relación comercial. Se puede hacer de muchas formas, siendo la más típica entre los que empiezan la siguiente conversación:

  • “Tú hazlo, y cuando...