16 September
0 Comentarios
Escrito por: galicloud
Tags: 

¿Por qué usar SCRUM?

Supongamos que tenéis un cliente. Es bastante suponer, pero seguidme el rollo. Y vamos a suponer también que ese cliente quiere algo, que no siempre es el caso. Entonces tenemos un problema, y es que a ese señ@r hay que cobrarle.

“Fantástico” - pensaréis. “Cobrar es lo que queremos”. Pero ¿cómo lo hacemos?

Y esto, jóvenes padawan, es la clave de todo el tinglado. Formalizar la relación comercial. Se puede hacer de muchas formas, siendo la más típica entre los que empiezan la siguiente conversación:

  • “Tú hazlo, y cuando acabes, ya te pago”

  • “Vale”

Graso error. En esta situación estáis vendidos, porque Mr. Cliente tiene el toro por los cuernos. A la hora de cobrar el ya tendrá el trabajo hecho, así que podrá “renegociar” el precio, o retrasar el pago, o cualquier otra triquiñuela que se le ocurra. En jerga empresarial, estáis asumiendo todo el riesgo, cosa que solo se hace con gente de confianza (y aún así pocas veces…).

Pero sois tipos listos: aprendéis, evolucionáis, os adaptais cual Zergs en una partida de Starcraft (del viejo). Y empezáis a tener la siguiente conversación:

  • “Tengo este problema. ¿Me lo arregláis? Si tal ya os pago cuando acabeis”

  • “Pues mira, trabajamos mediante bolsas de horas. Nos contratas 10 horas por 400€ y nosotros vamos gastando las horas que trabajemos”

Esto a Mr. Cliente le gusta menos. Buena señal. Quiere decir que va a asumir parte del riesgo. Pero es un riesgo acotado. En el peor caso perderá 400€, y solo si sois unos cabrones. Pero generalmente no sois muy cabrones, y trabajáis más horas de las que le contabilizáis. Y vuestras novios os odian, los celos del tiempo que pasáis a dedicarle a Mr. Cliente en su lugar parecen carcoma.

Y es que cuando no es un “problema” sino un “desarrollo”, una cosa grande que hay que empezar a medir en días o semanas en lugar de horas, la cosa se complica. Pensadlo bien.

  • “Necesito una web. Completa. Con todo, todo y todo. ¿vale?. ¿Cuánto tiempo tardáis?”

  • “Bueno, una web así son aproximadamente 1120 horas. Si lo contratas en bolsas de horas, con el descuento por cliente majo son 56 bolsas de 20h a 35€/h. Unos 39200€”

Podéis probar a usar otra unidad de medida, que se entiende mejor, pero no acaba de resolver el problema:

  • “Sobre 7 meses. Unos 40.000€”

Es cierto que es más conciso. Pero es igual de falso. Porque a ver, queridos padawan… ¿Quién coño sabe cómo se hace una web “con todo, todo y todo”?

Por fin llegamos a hablar del verdadero problema de cualquier proyecto de informática. Y no es el riesgo, a pesar de haberlo puesto en negrita tres veces ya. El problema es que, atención:

ES IMPOSIBLE ESTIMAR CORRECTAMENTE CUANTO TIEMPO SE TARDARÁ EN HACER ALGO

Palabra clave: ESTIMAR.

Bueno, no siempre es imposible estimar, pero si en el 98,78% de las veces. Para ser más exacto, se puede estimar “bastante bien” cuanto va a tardar alguien en hacer algo que ya ha hecho antes. Varias veces. Pero resulta que gran parte del trabajo del desarrollador es novedoso (y menos mal). Y además depende del trabajo de otros. Y suele estar mal definido. Y suele cambiar mientras se hace. Y… vamos, que es un follón gestionar eso.

Pero claro, decidle vosotros eso a Mr. Cliente:

  • “Necesito una web. Completa. Con todo, todo y todo. ¿vale?. ¿Cuánto tiempo tardáis?”

  • “Ni idea. Cuando esté, estará. Ya te cobraremos las horas que hayamos trabajado. A 35€/h, por majo”

No, queridos padawan. Así no se convence a Mr. Cliente para que os contrate. Pero los gigantes a cuyos hombros estamos subidos han descubierto algunos trucos. Y vosotros sabeis “copy&paste”. Así que nuevamente evolucionáis. Como los Digimon, los Pokemon, o alguna otra cosa acabada en ...mon. Y la conversación es la siguiente:

  • “Necesito una web. Completa. Con todo, todo y todo. ¿vale?. ¿Cuánto tiempo tardáis?”

  • “Complicado. Te proponemos dividir ‘todo, todo y todo’ en tareas más pequeñas. Tu las ordenas según lo importantes que te parezcan y nosotros hacemos las que seamos capaces en 2 semanas. Cuando pasen las dos semanas, te enseñamos lo que hay y nos dices si seguimos. Esto cuesta 3000€”

El riesgo (cuarta vez, quizá sí es importante...) está acotado. Para Mr. Cliente y para vosotros. Y tiene muchos más beneficios. Esto, queridos padawan, es SCRUM. Y lo explicaremos en más detalle en otros post.

To be continued...

Añadir nuevo comentario